Ipanema Parisien

18 janeiro 2012





La chica de Ipanema estaba un día tumbada en la playa y de repente, pensó: “Quiero conocer cosas nuevas. Me marcho a ver mundo”
Adoraba Brasil. Su colorido, la alegría de su música, la sensualidad de sus gentes y su clima tropical. Pero sus sueños la llamaban. Y entonces se levantó, hizó la maleta y se fue a París.
Enseguida se enamoró de sus callejuelas retorcidas y de sus amplias avenidas, del rico olor del pan recién hecho y del colorido de los macaroons. Le encantaron los puestos de la calle, con frutas y flores, desayunar en una patisserie y pasear a las orillas del Sena.
No es que hubiera olvidado Brasil. Pero París la invitaba a quedarse. Se compró una boina, unos capri y una camiseta a rayas. Y una vez que probó el chic, supo que había encontrado su lugar. Amaba el savoir vivre de los franceses, los croissants  y cenar en un tejado a la luz de las velas con pan, queso y vino.
Le gustaba la luz del día a través de las vidrieras de Notredame, la libertad de Montmatre y la inquietud de los gatos al caer la noche. Y así fue como la chica de Ipanema acabó siendo Parisien.


Esperemos que os guste esa nueva colección. Ya os contaremos detalles de los colores, de los nuevos materiales, de nuevos modelos de piezas.

Nenhum comentário:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...