Como ir a Paris y no conocerla. Una historia de verano

06 março 2009

Siempre quise conocer Paris! Desde niña veia en la televisión sus calles, sus tiendas, la torre eiffel, los edificios... todo lo que convierte a esa ciudad en un sitio diferente, antiguo, pero luminoso.
Después de mucho tiempo y todas las vueltas que da la vida, el verano pasado, mi marido y yo decidimos pasar cuatro dias en la ciudad de la luz.

No hablábamos nada de francés, pero yo había comprado un libro de viaje de esos que solo te sirven para decir la primera frase y que se te quede cara de tonto cuando te responden. También hablabamos un poco de ingles.

Así que una tarde cálida de julio, cojimos nuestros bártulos y partimos rumbo a París.
Empezamos nuestro vuelo en una low cost, que nos dejó en un aeropuerto a 80km de la ciudad (Beauvais). Fue ya en el traslado cuando empecé a sentir dolor de garganta, no sé si por el aire acondicionado del autobus que parecia estar a 5 grados, pero me dolía.
Paramos en el Palacios de Congresos y cogimos el metro hacia nuestro hotel. No me sentía nada bien, pero el hecho de estar en Paris me tenia electrica. La primera noche, no conseguí salir de la cama por que tenía fiebre. Mi marido, en tal romántica primera noche en París, tuvo que salir a comprar medicinas, con el pensamiento de que a la mañana siguiente estaria mejor.
Y de hecho, me levanté un poquito mejor, así que salimos para conocer la ciudad...París, allí voy yo!!! He podido conocer los Campos Eliseos y andar por los jardines de las Tullerias, pero cuando llegamos para entrar al Museo del Louvre tuvimos que volvernos al hotel porque yo tenia casi 40 de fiebre otra vez. Llamamos a un médico, que me recetó el bendito antiflamatorio y a ver que tal mañana, pero también me dijo en un ingles afrancesado... No salga de la cama! Vaya!, mi marido y yo nos reímos como tontos por que no nos lo podíamos creer. Así que me fui de Paris sin ni siquiera ver la Torre Eiffel (ya no hablemos de subir...), pasear por sus calles, conocer la basílica del Sacre Couer o ir a Laffayete. Hemos tomado el lado positivo y nos ha hecho gracia.
Pero mis noches de verano romanticas en Paris o mi cena de aniversario de matrimonio en la Torre Eiffel, se han resumido en estar con fiebre en la cama y viendo la tele en frances. Pero de la misma manera, nunca nos olvidaremos de este viaje. El virus antiparisino me venció en aquella ocasión, pero no acabó con mi sueño... Bueno, ya tenemos nuestro proximo viaje a Paris comprado y no es en low cost (he querido hacer todo distinto jejejejejeje) y no puede pasar lo mismo dos veces con la misma persona... (un detallito, no pienso cambiar de marido...)

C'est la vie



Hola chic@s,

De las historias que estamos recibiendo vamos a seleccionar algunas para ir poniendo en el blog pero sin identificar a la autora como hemos acordado por correo con quien ya nos ha enviado historias.

Muchas gracias por los correos con historias, están divertidas y emocionantes.

Pronto os pongo mas historias!

4 comentários:

uncentimo disse...

hay que intentar perseguir nuestros sueños =)

Santa Mistura disse...

Si que es verdad! No se puede parar ...

besitos guapa

Mochitawi disse...

jolín que pena, bueno espero que este viaje sea estupendo, yo sólo pude estar dos días y medio en Paris y me conquistó, es maravilloso, por supuesto tengo que volver!

Un beso!

Ana

Santa Mistura disse...

Hola Ana, yo estube 4 dias y me gustaria ter quedado un mes.
Espero que el proximo viaje de la dueña de la historia sea perfecto!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...